GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Rebrota frutas y verduras en casa


Aprenderemos cómo hacer rebrotar plantas a partir de frutas y verduras que tengas en casa, de verdad es tan sencillo que puedes hacerlo en compañía de tus hijos, sobrinos o niños en general y enseñarles una valiosa lección a la vez que aprenden juntos, pero sin más rodeos vamos a por las técnicas.

1. En agua
Muchas de las frutas o verduras vuelven a crecer si colocamos la base (parte dura) de éstas en un recipiente con un poco de agua, con el paso de pocos días comenzarán a crecer raíces y estará lista para el trasplante; este método es genial con plantas como la zanahoria, apio, lechugas, coles, y otras plantas que tienen una base dura pues para otras plantas tienes que realizar el acomodo de diferente manera.

 2. En composta
También puedes utilizar tu composta (aprende a hacer composta en menos de 1 minuto  para hacer estos rebrotes, solo basta con plantar tu fruta o verdura y quede cubierta apenas a su tamaño, debes tener cuidado con el riego pues debes mantener la humedad pero sin excederte pues provocarás que tú planta se pudra y jamás crezca, también debes proporcionar la luz suficiente para su crecimiento y ser paciente; este método va genial con plantas como tomate, cebolla, ajo, papa y similares.



Para cultivar tomate planta algunas rodajas de éste en composta y en pocos días verás brotar las plantitas.

Cuando la cebolla se pasa de madura empieza a brotar la planta, basta con pelar las hojas de esta y poner en composta para que comience a crecer.

Cuando la cebolla se pasa de madura empieza a brotar la planta, basta con pelar las hojas de esta y poner en composta para que comience a crecer.


Algunos alimentos son realmente fáciles de volver a crecer en tu casa a partir de las sobrar que quedan, y algunos pueden incluso ser cultivados en la barra de tu cocina. Aquí hay diez vegetales y hierbas que compras una vez y puedes volver a crecer para siempre.

Ajo
Cuando el ajo comienza a germinar, los pequeños brotes verdes son muy amargos para cocinar. Pero en lugar de tirar a la basura los dientes germinados, puedes poneros en un vaso con un poco de agua y crecer germinados brotes de ajo. Los brotes tienen un sabor mucho más suave que los dientes de ajo y son muy buenos en ensaladas, pastas y como guarnición.
i

Hojas de zanahoria
Las orillas de las zanahorias que normalmente cortamos y tiramos pueden crecer hojas si las pones en un recipiente con un poco de agua. Pon el recipiente junto a una ventana bien iluminada y tendrás brotes de zanahoria para usar como guarnición o en ensalada.

o

 Albahaca
Pon algunos tallos de diez centímetros en un vaso con agua y ponlos en un lugar con luz directa. Cuando las raíces tengan como dos centímetros de largo, puedes plantarlos en macetas para crecer toda un planta de albahaca.

 p

Cebollas de Cambray
En tan poco como cinco días puedes volver a crecer una cebolla de cambray entera. Deja tres centímetros de cebolla unida a las raíces y colócalas en un pequeño vaso con un poco de agua. En pocos días, tendrás cebollas de Cambray.

 e

Lechuga romana
Si tienes el tallo de una cabeza de lechuga romana que siga intacto, pon el tronco en un plato hondo con alrededor de 1 ½ centímetros de agua y colócalo junto a una ventana. Comenzarás a ver nuevas hojas en un par de semanas, y estarán completamente crecidas en tres o cuatro semanas.

 l

 Cebollas
Planta la raíz desechada de la cebolla en una maceta o directamente en la tierra afuera para volver a crecerla. Puedes cosecharla temprano y tener cebollas verdes frescas o esperar hasta e bulbo esté completamente desarrollado.
 t



 Cilantro
Como la albahaca, el cilantro puede crecer raíces si se colocan los tallos en un vaso de agua. Una vez que las raíces estén suficientemente largas, sólo plántalas en una maceta. En un par de semanas comenzarán los brotes y en un par de meses tendrás una planta entera.

 eh

1. Hinojo, cebolletas, cebollas y puerros

Germinar cebollas dentro de un recipiente
Estas pueden volver a cultivarse si se utiliza el extremo de la raíz blanca. Colócalas en un frasco de vidrio y vierte un poco de agua sobre ellas, busca un lugar con buena iluminación dónde ponerlo y pronto comenzarán a brotar hojas verdes.

2. Col, apio, lechuga romana y Bok choi

Regeneración de lechuga y apio
Son muy similares a la categoría de la cebolla. El secreto de su poder de recrecimiento está en su extremo de raíz blanca. Corta y ponlos en vaso con poca agua y bajo la luz directa del sol; en un par de días empezarán a brotar hojas nuevas. Puede hacer lo mismo plantándola en el suelo, pero en ese caso debes regarla en exceso durante la primera semana.

3. Lemongrass

Lemongrass en un recipiente con agua
El extremo de la raíz debe ir en un frasco con poca agua, luego cámbialo a una olla cuando comience a crecer de nuevo. Cuando alcance 2.5 centímetros de altura estará listo para ser cosechado.

4. Papas

Papas germinadas en frascos de vidrio
Las papas son el alimento que con mayor facilidad vuelve a crecer, pues cuando una papa tiene “ojos” es muy probable que puedan brotar más papas. Corta la papa en trozos de 5 cm cada uno, procurando que cada pedazo tenga un ojo. Coloca en un área seca y después de varios días acomoda la planta con el ojo hacia arriba, a 20 cm de profundidad en un suelo con altos nutrientes.
5. Jengibre
Jengibre plantado sobre una maceta
La parte importante es el bit nudoso grueso conocido como rizoma. Pon una de estas piezas con los brotes hacia arriba en una maceta con un poco de tierra, procurando que se encuentre en un entorno húmedo y cálido, sin que le dé la luz del sol directamente. Cuando crezcan nuevas raíces y la planta se desarrolle completamente repite esta instrucción para que vuelva a recrecer una fruta de jengibre.

6. Diente de ajo

Ajos plantados en frascos de vidrio
Con un diente de un trozo de ajo es suficiente para que vuelva a crecer. Planta el extremo de la raíz hacia abajo con luz solar directa y ve los impresionantes resultados de la naturaleza.

7. Camotes

Camotes germinadas en frascos
Los camotes pueden volver a crecer mediante la plantación de una parte de ella en el suelo. Debe ser un lugar que tenga vista al sol a una altura de 10 cm. Retira los brotes y vuelve a plantarlos con un espacio de 30 cm entre cada uno. Tienes que esperar alrededor de 4 meses para conseguir resultados.

8. Zanahoria

Frasco de zanahorias germinadas
Si deseas volver hacer crecer una zanahoria coloca la parte superior y 2.5 cm de la raíz de la zanahoria tratando de equilibrarlos con palillos de dientes en un frasco de vidrio lleno de agua. La luz solar filtrada hará que las raíces broten en un par de días.

9. Setas

Setas
Aunque es difícil que vuelvan a crecer, no es imposible. Un medio donde más crecen las setas es en una olla llena de una mezcla de tierra y compost. Durante el día la luz filtrada hará todo el trabajo, y en la noche déjala a una temperatura fresca. La parte que debe ir en el suelo es el tallo, eliminando la cabeza; pero hay que tener cuidado de dejar la parte superior sin enterrar y en cuestión de días se sabrá si en la base ha vuelto a crecer un nuevo hongo.

10. Piñas

Injerto de piña en macetas

Probablemente las piñas son una de las mejores opciones de recrecimiento en casa, aunque para conseguirlo se necesita de mucho tiempo, inclusive de años. Basta con colocar la pieza verde superior en un ambiente cálido, asegurándote de que la superficie esté bien drenada. Los primero días vierte agua regularmente y al paso del tiempo rocía semanalmente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified