GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Cómo eliminar el moho de los azulejos del baño

Fuente: Blog de felipe

El moho se convierte en uno de los principales problemas en el hogar. Sobre todo aparece en lugares húmedos y con poca ventilación, como suele ser el caso de los baños. Por mucho que los limpiemos, a veces vemos que las juntas de los azulejos de la ducha o bañera se ennegrecen. Eso que aparece es moho, propiciado por el agua y los restos de jabón. Al margen del obvio efecto antiestético, estos hongos pueden perjudicar la salud de personas alérgicas.< Por un motivo o por otro, está claro que nos queremos deshacer del moho que se crea entre los azulejos. Podemos recurrir a productos específicos, pero seguro que por casa tienes el fin a este mal y no lo sabes. ¡Apunta estos trucos caseros para decir adiós a los hongos en el baño!



1. Elimina el moho con bicarbonato

El bicarbonato de sodio es uno de los limpiadores caseros por excelencia. Tiene la propiedad de absorber la humedad, por lo que mantendrá a los hongos alejados. Disuelve una cucharada de este producto en un vaso de agua. Tienes dos formas de aplicarlo, con un pulverizador o directamente con el cepillo. Aplica la mezcla sobre el moho y frota con un cepillo pequeño, puedes utilizar uno para los dientes.

2. Adiós al moho con vinagre

Venden vinagre específico para la limpieza del hogar, pero podemos utilizar el convencional de la cocina. Al ser un ácido natural, acabará con el hongo de inmediato de forma ecológica. Es preferible no diluirlo con agua para que sea más potente. Rocía las manchas de moho con el vinagre, deja actuar y frota. Además, aportará un brillo extra a los azulejos.



Fuente: Helena/Pixabay CC0

3. Efecto antimoho con borax

El ácido bórico o bórax es un mineral que se comercializa como producto limpiador. ¿Crees que nunca lo  has tenido en casa? Seguro que sí, es el principal componente de los polvos desodorantes para pies y calzado. Esto se debe a su gran poder antifúngico, es decir, que evita el desarrollo de los hongos. Disuelve un vaso de polvo borax por cada litro de agua, aplica sobre el moho y deja actuar un tiempo. Después, enjuaga y verás como ya no será tan fácil que vuelva a aparecer. Además, tiene un gran efecto ambientador y eliminará el olor a humedad. Hay que tener cuidado con los niños y las mascotas, ya que su ingesta es tóxica.
4. Agua oxigenada contra el moho

El perióxido de hidrógeno, más conocido como agua oxigenada, elimina las bacterias y, también, los hongos sin producir gases tóxicos. Pulveriza todas las manchas de moho y deja que su poder limpiador haga efecto durante, al menos, diez minutos. Después, frota con un cepillo hasta que las juntas de los azulejos vuelvan a ser blancas. Puedes repetir el proceso todas la veces que necesites.


Fuente: Geoffrey Fairchild/flickr (CC BY 2.0)


5. Combate el moho con aceite de árbol de té

Puede que esta solución sea un poco más cara que las anteriores, pero no podemos obviar las propiedades antifúngicas del aceite de árbol del té. Puedes diluir una cucharada en un vaso de agua y pulverizarlo como toque final del tratamiento antimoho sobre los azulejos. Pasa un paño para que penetre bien sobre las manchas, pero no será necesario que lo enjuagues, el olor desaparecerá pasado un tiempo.

Estos cinco trucos caseros para eliminar el moho son los más naturales. También, puedes utilizar productos más agresivos como la lejía o el amoniaco, que es fácil tenerlos en casa. Ambos desinfectan, matan al hongo y blanquean las juntas, pero tienen una gran desventaja, ya que la agresión de estos productos puede llegar deshacer el yeso que hay entre los azulejos. Por este motivo, es conveniente utilizarlos en proporciones muy rebajadas en agua y nunca mezclaros, ya que al juntarse crean vapores tóxicos perjudiciales para la salud.

Si el moho estaba en un estado muy avanzado, es probable que la lechada de los azulejos o la silicona se hayan deteriorado. En este caso, sería conveniente repasarlo para evitar filtraciones.


Fuente: StillWorksimagery/Pixabay CC0

Una vez que hayas eliminado el moho de tu baño, sería conveniente seguir una serie de recomendaciones para evitar que reaparezca. Nuestro objetivo será acabar con cualquier condición que propicie la aparición de hongos, para ello será necesario:

- Mantener el baño ventilado. Es un lugar muy húmedo, perfecto para que la moho se reproduzca, por eso es recomendable mantener la habitación ventilada y abrir la ventana. En caso de no tener ventana, no mantengas la puerta cerrada y déjala abierta todo el tiempo que se pueda.

- Evitar condensaciones de agua
Cuando termines de ducharte, extiende la cortina o la mampara de la ducha para que se seque cuanto antes. Si la dejamos cerrada o arrugada, estaremos ayudando al crecimiento del moho. Además, no debes dejar toallas mojadas dentro, aumenta la humedad del ambiente.

- Espacio iluminado. Los hongos prefieren lugares oscuros, por eso si dejamos que la luz del sol llegue al baño, estaremos rompiendo las condiciones necesarias para el desarrollo del moho.

- Mantener una limpieza frecuente. La suciedad aumenta las posibilidades de que los hongos aparezcan, ya que se alimentan de ella. Al menos una vez en semana, es necesario limpiar los azulejos con un desinfectante.

- Revisar las instalaciones. Controla que el baño no tenga filtraciones y que el desagüe no se atasque. Este puede ser uno de los principales motivos de la aparición del moho. De ser así, soluciónalo cuanto antes.


Fuente: Midascode/Pixabay CC0
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified