GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Trucos para taladrar un azulejo de cocina


La tarea de taladrar siempre es algo que infunde mucho respeto, sobre todo para aquellas personas que no están muy iniciadas en el bricolaje.
 Pero en el caso de los azulejos, se complica aún más.

Mucha gente no coloca cuadros ni accesorios en su cocina por el miedo que les produce llegar a romper un azulejo o no saber hacerlo bien.

Es cierto que debemos tener un poco más de cuidado que cuando hacemos cualquier otro agujero en la pared, sin embargo, para aquellos que no os atreváis, os quiero dar unos trucos muy sencillos que os ayuden a perder ese miedo 

                                         
Imagen 0


Para proteger el azulejo que vamos a taladrar debemos, en primer lugar, picar con una punta o punzón y un martillo el lugar exacto dónde irá el agujero, muy suavemente. Lo justo para poder retirar la primera capa del azulejo. Ésta capa es la que suele resbalar el taladro por lo que retirándola consigueremos un buen punto de apoyo.

Una vez retirada la primera capa del azulejo y cuando vayamos a realizar el agujero, debemos poner en el resto de superficie cinta de carrocero, que absorbe muy bien las vibraciones que se producen en el momento de efectuar el taladro. Así conseguiremos que no salgan grietas. Por último ponemos el taladro en modo normal y taladramos.


Imagen 2


En el caso de que ya hayamos hecho el agujero y se haya estropeado el azulejo, no nos queda más remedio que repararlo. No os preocupéis, no es dificil. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que debemos disponer de un azulejo exactamente igual que los demás, por lo que es muy buena idea guardar azulejos de sobra cuando se alicata cualquier estancia de la casa.

Comenzamos retirando el azulejo estropeado. Con un cincel y un martillo

hacemos pedacitos el azulejos, con cuidado de no tocar los demás que le rodean. Una vez que soltemos la baldosa, limpiamos la superfice y pegamos la nueva con adhesivo de montaje.

Cuando se seque, sólo nos queda rellenar las juntas con masilla específica para juntas y esperar a que vuelva a secar. Podemos pasar un dedo por la junta justo después de añadir la masilla para que quede mejor el acabado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified