GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Cómo cultivar rosas en miniatura




Primero que todo, debes decidir qué tipo de rosas miniatura quieres cultivar. Recuerda que este tipo de flores se encuentras disponibles en una gran variedad de colores, y se encuentran en cuatro tipos primarios. Primero tienes las micro minis, la variedad más pequeña de rosas que oscilan entre los 8 y los 15 pulgadas. También tenemos las mini floras, que miden entre 0,6 centímetros de longitud y produce una flor y una planta hermosísimas. Las trepadoras y las rastreras.

Una vez tengas elegida la variedad de rosas miniatura que vas a sembrar en tu jardín, deberás elegir el lugar en donde vas a sembrar tus rosas, es decir el espacio de tierra en tu jardín donde las vas a poner. Recuerda que debes cultivarlas donde no se encuentren apiñadas con otras plantas, al mismo tiempo que elijes un espacio que reciba mucho sol, ya que van a requerir mucha luz.



Vamos a necesitar:
-El rosal mini.
-Cuatro macetitas, en este caso, de 1 litro de capacidad. No deben ser demasiado grandes.
-Sustrato ligero. Como siempre digo, cada quien que use el que más le convenza :), no pienso entrar en la 'guerra de sustratos' que siempre se genera entre aficionados. En este caso es uno profesional comprado en la agrotienda, pero os puede servir cualquiera de las marcas habituales en garden center tipo Compo o Flower. Lo único que comento al respecto es que un buen sustrato tiene un precio, se compre donde se compre.
-Tijeras ad hoc.
-Agrosil, que no es imprescindible, pero es un producto que funciona. 
-Y, como siempre, los guantes.

 


Sacamos el mini de su maceta, apretamos el centro del pan de raíces, con firmeza, pero no a lo bruto:

 


Separamos con delicadeza las raíces de los cuatro esquejes:

 


Es el momento de observar la diferencia de desarrollo entre esquejes, siempre hay uno o dos que dominan al resto, por eso se hace necesario no esperar para separarlos, porque los más débiles terminan por secarse. Aquí el más grande del grupo:

 


Y aquí el esqueje más chiquitín:

 


Llenamos hasta la mitad más o menos las macetas con el sustrato:

 


Colocamos el esqueje:

 


Añadimos Agrosil:

 


Y terminamos de rellenar con sustrato, procurando que el tallito no se descentre:

 


Cortamos las hojas que están en contacto con el sustrato, para facilitar la aireación:

 


Y regamos con suavidad:

 


Ya tenemos listos nuestros esquejes. Reitero la importancia de observar la diferencia de tamaños entre ellos:

 


Se colocan en una zona de sombra, durante unos días, vigilando el riego. Ojo, los novatos: cuando no se tiene práctica, es mucho más fácil que mueran por exceso de riego, que ahoga las raicillas. Pero tampoco se pueden dejar secar. No tengo la varita mágica de las explicaciones: solo la práctica hará que sepáis encontrar el punto justo. 

Personalmente, los dejo tal cual, porque estoy habituada a cuidarlos. Pero, no es mala idea que los novatos recorten parte aérea para favorecer su desarrollo. Supone sacrificar las flores o capullos, pero, a cambio, la fuerza se concentra en formar nuevas raíces y pronto brotarán con mucha fuerza:

 


Éstos son los esquejes del otro mini. El de la izquierda estaba muy perjudicado por la dominancia del resto, le tuve que recortar bastantes ramitas secas:

 


Una vez bien enraizados, se pueden plantar en el jardín o en un contenedor

Fuente  Días de rosas


Las rosas en miniatura son tendencia, y lo son por su delicadeza y (mini) belleza

 Gracias a Jaime Vega Cordero, podremos aprender a cultivar esta variedad de rosas de forma sencilla.





Fuente: este post proviene de Ideas de Jaime Vega Cordero, donde puedes consultar el contenido original.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified